Fue la modelo más importante de Venezuela en la década de los años 60 y luego incursionó en la actuación, con igual fortuna, protagonizando dos de las más recordadas telenovelas de Delia Fiallo, “Rafaela” y “María del Mar”. Desde entonces se ha dedicado a su labor histriónica y ahora debuta en el teatro con el monólogo “Viva la menopausia”. Es Chelo Rodríguez, quien afirma que a pesar de los adelantos técnicos, la televisión que se hacía antes era mejor.

Aquilino José Mata

-Después de ser la modelo más cotizada en los años 60, pasaste a la actuación,¿con cuál de estas facetas crees que te ha ido mejor?
-Creo que he tenido suerte en todas las facetas que he emprendido, pero esta de ahora, la que marca mi incursión en el teatro, es una gran satisfacción, pues me da la oportunidad de ser yo misma, de estar más cerca del público. El que me hayan seleccionado para ese personaje de menopáusica, lo voy a agradecer toda la vida.
-¿Los mejores recuerdos de tu época de modelo?
-Son muchos, muchísimos. Casi todos son buenos.

-¿Y la mayor satisfacción que has tenido como actriz?
-El haber protagonizado telenovelas de éxito como “Rafaela” y “María del Mar”... y las demás, porque no me olvido tampoco de las que hice de mala, pues la satisfacción más grande de una actriz es interpretar ese tipo de personajes.
-¿Qué aspiras en esta incursión en el teatro?
-¡Triunfar!
-¿Por qué no volviste a hacer cine?
-Porque no se dio la oportunidad.
-¿Lo que más te agrada de tu profesión?
-Me agradan las luces, la gente, los aplausos, los admiradores… todo.

-¿Y lo que menos te gusta?
-Quizás la envidia.
-¿Televisión buena la de antes?
--¡Yesss! Definitivamente. A pesar de todos los adelantos de hoy día, la otra era como más humana, más caliente.
-¿El cirujano modeló a la nueva Chelo Rodríguez?
-Algo… ja ja ja ja.
-¿-¿El rasgo de tu personalidad que más te caracteriza?
-La sencillez.
-¿Y el que más valoras?
-La amistad.
-¿Hay algo de ti misma que desearías cambiar?
-Sí, me gustaría no dormir tanto.
-¿Fue mejor la cuarta que la quinta república?
-Ahí yo no me meto. Soy actriz.
-¿Cómo desearías ver a Venezuela?
-Libre, feliz, con todo el mundo en paz, siendo amigos. Como éramos antes.
-¿Una madre posesiva o ejemplar?
-Solamente tengo un hijo, entonces te podrás imaginar. Sí, creo que soy posesiva, pero también ejemplar.
-¿Cuesta mucho ser elegante?
-¡No, chico!

-¿Y el secreto para verse siempre bien?
-Soy una persona que nunca ha hecho dietas; mejor dicho, hago dietas, pero para engordar, porque mi metabolismo ha sido siempre muy delgado ¿Elegante? puede ser hasta un palo de escoba si tu quieres, siempre que tengas naturalidad, espontaneidad y que seas tu misma.
-¿Impulsiva?
-Más bien soy tranquila, porque soy del signo Piscis.
-¿Coqueta?
-Eso sí.
-¿Arrolladora?
-No.
-¿Tenaz?
-Sí.
-¿Incrédula?
-¡¡¡SI!!!
-¿Disciplinada?
-También.
-¿Manipuladora?
-Un poquito, no mucho.
-¿Malhumorada?
-No.
-¿Tienes buenos amigos y amigas en el medio artístico? ¿Quiénes son?
-Si tengo, pero no te digo nombres, para que no se ofendan los que se creen que son, y no son.
-¿A quién le debes lo que eres?
-A Chelo Rodríguez.
-¿Tu mayor logro como persona?
-Llegar a hacer este monólogo, “Viva la menopausia”, pues tenía años buscando que alguien me escribiera uno y este me llegó así, como del cielo.
-¿Qué esperas de ti misma?
-Todo lo que pueda dar, lo mejor.
-¿El momento más triste de tu vida?
-Cuando se murió mi mamá.
-¿Y el que te hizo más feliz?
-El nacimiento de mi hijo.
-¿El consejo más oportuno recibido?
-La vida sigue.
-¿Qué le recomendarías a una actriz que comienza?
-Que luche, que estudie.
-¿Qué piensas del cierre de Rctv?
-Es un desastre total.
-¿Han dicho mentiras sobre tí?
-No muchas, pocas realmente. A mí la prensa siempre me ha tratado muy bien; de hecho, los reporteros gráficos me eligieron la número uno; o sea, que no puedo decir nada.
-¿Por qué no te has vuelto a casar?
-Porque creo que cometes un error una vez, no dos.
-¿Qué es de la vida de Orlando Urdaneta?
-Está muy bien ahora. Somos amigos, después de 17 años; sus niñas me adoran, me llaman la tía Chelo. Alex, el escritor del monólogo, se lo mandó y le dijo que es muy bueno. Nos deseó éxitos.

Fuente: Cadena Global