Les cuento, hay domingos que me levanto pensando ¿dónde puedo ir a comprar cachitos de jamón a una panadería?, siempre me quedo sin respuesta porque después de mi caminata, llego a la panadería y como es normal encuentro cosas "criollas de aqui", empanada de bonito, magdalenas, palmeras, bizcochos, bollos preñaos etc, etc. En la cola que a veces llega a la esquina (porque los domingos pocas panaderías abren) me quedo viendo el mostrador y añorando unos cachitos, por no decir unos golfeados.......o lo máximo sería ya encontrar quesadillas.....que se hace en esta orilla los cachitos no existen, ellos se lo pierden; por lo tanto he decidido hacer mis cachitos cada vez que se me antoje, porque he descubierto una receta que me funciona.

 

Para cultura general alguién inventó en Venezuela los cachitos de jamón ( no se quien sería, alomejor los señores portugueses..) los venden calentitos en las panaderías y son una gloria con café con leche.

La receta publicada en El Aragueño (Revista Intermezzo):

INGREDIENTES:

 - ¼ de taza de agua tibia

- 2 cucharadas de levadura seca.

- ½ taza de azúcar.

- 1 cucharadita de sal.

- ½ taza de mantequilla.

- 1 taza de leche.

- 3 huevos ligeramente batidos (2 para la masa y 1 para pintar) 

- 5 tazas de harina de trigo y quizas un poco mas.

- Jamón picadito, o en lonjas bien delgaditas

PREPARACIÓN:

1. En un envase pequeño ponga la levadura con un poco de azúcar y el agua tibia (no caliente que "mata" la levadura). Déjelo reposar por 10 minutos o hasta que la mezcla crezca bastante o se haga espuma por arriba.

2. En un recipiente grande de vidrio, combine el azúcar, la sal, la mantequilla y la leche, revuelva todo muy bien; ponga las 4 y 3/4 de tazas de harina y amase hasta que todo esté unido, coloque los 2 huevos (el tercer huevo es para pintar la masa cuando esten armados los cachitos) y siga amasando, añada la levadura y remueva constantemente hasta que se forme una masa pegajosa y uniforme.

3. Meta la masa en una bolsa plástica y póngala en un lugar caliente o tibio, déjela allí por dos horas. Mas fácil todavía es amasar de noche, meter en la bolsa, cerrar y dejar en la parte menos fría de la nevera, a la mañana siguiente dejar a temperatura ambiente como una hora.

4. Pinche la bolsa y saque la masa. Extráigale todo el aire y amase para luego dividirla en 4 porciones iguales y pueda trabajar cada porción por separado. Ayudándose con el 1/4 de taza de harina sobrante o un poco mas (recuerde que la proporción de harina tiene que ver con el nivel del mar, condiciones atmosféricas del lugar donde viva, etc.).

5. Haga un disco de unos 25 cm de diámetro. Divida cada disco en 8 triángulos (como se cortan las pizzas). Para ver como se arman los cachitos aqui

6. Cada pedacito es entonces coronado con el jamón en la parte más ancha. Enrolle el triangulito desde el lado ancho hacia el lado delgado y coloque en una plancha para hornear con el piquito hacia abajo para que no se derrame.

7. Meta la bandeja en el centro del horno y hornee a 350º F (unos 180º C) durante aproximadamente 15 minutos o hasta que estén bien dorados.

8. Saque cada cierto tiempo la bandeja para pintar los pastelitos con el huevo batido.

Espero que esta receta la disfruten tanto como todos los que han dejado tan agradecidos y nostálgicos comentarios.